Fallece Vicente Álvarez Areces, expresidente del Principado de Asturias

17/01/2019  

El expresidente del Principado de Asturias Vicente Álvarez Areces ha fallecido hoy a los 75 años en Gijón de manera repentina, fue alcalde de Gijón durante doce años.

Vicente se sintió indispuesto esta madrugada en su domicilio gijonés, su familia avisó a los servicios de emergencia, pero nada pudieron hacer por salvar su vida.

Actualmente era senador por el PSOE. La Federación Socialista Asturiana (FSA-PSOE) ha decidido suspender sus actos programados en los próximos días en señal de duelo.

Vicente Álvarez Areces nació en Gijón el 4 de agosto de 1943,conocido como Tini, estaba casado y con dos hijos. Estudió Perito industrial en la Escuela de Gijón y terminó sus estudios de Matemáticas en Santiago de Compostela, fue uno de los líderes de la trascendental movilización estudiantíl de hace casi 51 años por la que le detuvieron y le prohibieron el acceso al recinto universitario.

Fue en la capital gallega donde pudo compatibilizar sus <<dos grandes pasiones, las matemáticas y la política>>. Pero fue también en Galicia donde lo detuvieron y lo enviaron tres veces a la cárcel. El histórico dirigente socialista fue uno de los líderes de las revueltas que en marzo de 1968 ( en la universidad compostelana el Mayo del 68 fueron dos meses antes) pusieron a Santiago en el mapa, con una movilización, <<de la mayoría de la sociedad>>, que se tradujo en hechos <<insólitos>>, como el propio Areces recordaba en el año 2018 cuando se cumplían 50 años de lo sucedido en Compostela.

Los orígenes de las movilizaciones en Santiago se remontan a 1967 cuando se creó una organización estudiantil que fue reprimida al considerarse que sus líderes eran «elementos subversivos». De hecho, el propio Areces era catalogado así por el servicio de información de la Guardia Civil: «Agitador de masas y activista. Detenido varias veces por la policía y sancionado por el gobernador civil». La gente empezaba a tomar conciencia mientras la represión de los profesores no se hizo esperar, especialmente en Ciencias. Se suspendieron actividades y se ninguneó a los alumnos electos en un sindicato democrático de estudiantes.

El 15 de enero de 1968 empezó una huelga y una manifestación que incluyó una quema de periódicos adictos al régimen franquista. Trece estudiantes fueron detenidos (a Vicente Areces le impusieron una multa de 15.000 pesetas) y las protestas continuaron en los meses siguientes. El 9 de marzo empezó un encierro de tres días en el rectorado que exigía la destitución del decano de la Facultade de Ciencias, Joaquín Ocón, por sus actitudes autoritarias, y la devolución de las cuotas de las asociaciones de estudiantes que se negaba a entregar. Sin embargo, en realidad la lucha iba mucho más allá. «Estabamos opoñéndonos á ditadura», recordaba hace un año.

El expresidente de Asturias recordaba en el aniversario de la protesta cómo justo antes de que arrancase el mencionado encierro, el profesor García Rodeja le agarró y le arrancó varios botones de la chaqueta. Él, que en ese momento era el delegado de Medicina, presentó una denuncia, simbólica, en la que cifraba el destrozo en «no menos de tres pesetas».

A finales de marzo de 1968, el director general de Enseñanza Superior visitaba Santiago para sancionar a trece estudiantes, con siete expulsiones y pérdida de matrícula para otros seis. Se desencadena una nueva protesta con una desalojo en Medicina y con la decisión de los estudiantes de ir a despedirlo a la estación. 

«En vez de templar, lo que hizo fue endurecer la situación. Cuando se marchaba este señor nos fuimos a la estación y empezó una refriega muy dura: alguna gente tirando piedras, ellos disparando, y dispararon bastante. Cargaron y nos detuvieron a algunos de nosotros. A consecuencia de eso se abre un expediente por la vía militar, porque el expreso a Madrid pasó y rompieron los cristales. Fue una provocación del propio régimen tratando de involucrar a los militares. Al salir del cuartel en el que me tomó declaración el juez militar, me detiene la policía otra vez y me llevan a la prisión de A Coruña».

El histórico socialista se enfrentó, junto a otros tres delegados, a un juicio en el Tribunal de Orden Público. Pedían para él dos años por desórdenes públicos y atentado a la autoridad, aunque en el juicio se retiró este último cargo. 

Finalmente, como el propio Areces recordaba, «congelaron el expediente y de alguna forma se negoció un final digno. El ministerio suspendió la aplicación de las sanciones, pero a algunos de nosotros, cuando acabó el curso, nos prohibieron el acceso a los recintos universitarios. Me matriculé por libre, pero no podía examinarme en el recinto universitario. Una vez hasta me examinaron en el bar de la facultad», aclaraba no sin una sonrisa.

Habría que esperar a la segunda quincena de abril de 1968 para que se solucionase el conflicto. El rector ya había anunciado que se devolverían las cuotas y que se suspenderían las sanciones, algo que se dilató. Finalmente, y ya agotados, a finales de curso deciden para la huelga y volver a clase. 

Desde el año 1962 militó en el Partido Comunista de España y entre 1970 y 1978 fue miembro del Comité Central del partido. Fue el encargado de organizar la primera conferencia regional del PCE, hasta que lo abandona en la Tercera Conferencia Regional de Perlora, en 1978.

Tras un periodo de docencia como profesor de matemáticas en el Instituto Doña Jimena de Gijón y en la Escuela Universitaria de Empresariales, fue designado director provincial del Ministerio de Educación y Ciencia en Asturias en el año 1983

En 1987 comienza una nueva etapa política en Asturias, ya que ese año se presentó por el PSOE a la acaldía de Gijón y logró la alcaldía, en la que se mantuvo hasta 1995. Durante su gestión le tocó dirigir el cambio del concejo. Recuperó espacios que había ocupado la industria, como las playas de Poniente y el Arbeyal, por ejemplo, e impulsó la democratización de servicios culturales y sociales.

En el año 2010 anunció que no se presentaría a la reelección en las elecciones autonómicas de 2011.Fue cabeza de lista para el Senado por Asturias en las elecciones generales de noviembre de ese mismo año. Volvió a ser senador electo por el PSOE en las elecciones de diciembre de 2015 y julio de 2016, llegando a ocupar la portavocía del grupo parlamentario socialista en la Cámara Alta desde octubre de 2016 a junio del año siguiente.

Vicente Álvarez Areces fue quien más tiempo ocupó la presidencia del Principado durante el periodo democrático, cargo que desempeñó durante doce años. Político infatigable y muy activo, fue alcalde de Gijón también durante doce años y en la actualidad ejercía como senador electo.







Workers of the World é a revista editada pola Asociación Internacional de Folgas e Conflitos Sociais (Strikes and Conflicts International Association), da que é membro fundador e forma parte activa a Rede de Arquivos Históricos de CCOO. Esta revista pretende estimular o estudo do traballo e da conflitividade social dende unha perspectiva global e a longo prazo, transcendendo os enfoque nacionais ou conxunturais e adoptando, aí mesmo, un enfoque crítico e multidisciplinar.

© 2019 Fundación 10 de Marzo Vía Edison, nº 1 - C Polígono do Tambre 15890 - Santiago - Tfno. 981 574 082 - f10m.sn@galicia.ccoo.es